Como cada año, la industria de los dulces navideños nos viene a sorprender con nuevos formatos y sabores, para endulzar las mesas de nuestros hogares.

El auge en el sector exportador, y la búsqueda de nuevos mercados, ha hecho que sean muchas las empresas españolas que apuestan fuerte por salir del mercado interior y vender sus productos en el extranjero. Y el sector de los turrones y mazapanes no se ha quedado a la zaga.

Según los últimos datos presentados en la campaña “Lo bueno se hace esperar 2017” de Produlce, los fabricantes de estos dulces navideños están exportando en torno al 17% de su producción total. Esto supone un empuje para el sector, que espera cerrar el año con un incremento del 4%.

 

Presentación de la campaña “Lo bueno se hace esperar 2017”

El pasado jueves 30 de noviembre en el Palacete Duques de Pastrana de Madrid, la Asociación Española del Dulce (Produlce), conjuntamente con los miembros del Comité de Turrones y Mazapanes y la modelo y diseñadora María José Suárez, presentaron las cifras del sector, y las expectativas para esta campaña, fecha crucial en el consumo de todo el ejercicio.

Entre los datos que se presentaron, destaca el crecimiento en la producción de turrones y mazapanes respecto del año pasado, que se cifró en un 6,1%, alcanzando las 33.878 toneladas, con un valor económico 306 millones de euros. Esto fue posible por el esfuerzo de todos los productores en la mejora del entorno operativo.

Por lo que respecta al consumo nacional, se vendieron 27.975 toneladas de la producción total, con un valor de 246 millones de euros. Los turrones fueron la estrella, representando un 78%, y el 22% restante correspondió a los mazapanes y otros dulces navideños, excluidos los polvorones y mantecados.

La iniciativa “Lo bueno se hace esperar” es una apuesta de sus integrantes por dar a conocer al consumidor final las novedades y por potenciar el consumo de estos dulces a lo largo de todo el año.

 

La innovación en el sector, clave para la exportación

Los datos presentados en relación a la exportación, dejaron patente el esfuerzo que están realizando todos los fabricantes en innovación para abrir nuevas fronteras y llevar su producción a cualquier país extranjero. Y muestra de ello es el repunte en las cifras de exportación, que en 2016 supusieron un 17% del total de la producción (la nada despreciable cantidad de 5.903 toneladas), y un valor económico de 60 millones de euros.

La diversificación es también una muestra de los nuevos horizontes en los que se está adentrando el sector. Tradicionalmente, el grueso de la exportación iba a países de la Unión Europea, pero la nueva tendencia es hacia la apertura de nuevos mercados más allá de Europa, como por ejemplo América, Asia y el resto del mundo. El avance muestra un crecimiento sostenible que se espera consolidar en 2017 y seguir aumentando en años venideros.

Todo ello pone de manifiesto una de las grandes fortalezas del sector que es, a la vez, uno de los mayores compromisos adquiridos por los fabricantes para adaptarse a los gustos y deseos del consumidor: la innovación, entendida como pieza clave para el crecimiento del sector, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

 

Entendiendo al consumidor para cubrir sus necesidades

El conocimiento profundo de las necesidades del consumidor es un factor clave para cualquier sector y que está detrás de su crecimiento y sostenibilidad. En la industria de los dulces navideños, este conocimiento ha permitido a los fabricantes crear nuevas opciones que conjugan a la perfección con un dulce tan tradicional, y que son muy bien recibidas por los compradores.

Además, no hay que olvidar que el consumidor de turrones y mazapanes no es homogéneo, y existe disparidad de gustos. Por eso es importante saber diversificar la producción y crear nuevos sabores y presentaciones que logren fidelizar los diferentes nichos de mercado, alcanzando, con ello, una mayor cuota y presencia en la industria. Un ejemplo de ello es la creación de porciones individuales, cada vez más frecuente, como respuesta a una necesidad creciente del consumidor de lograr una mejor conservación del producto.

 

Las novedades de Lacasa para estas navidades

El Grupo Lacasa, junto a otros fabricantes como Torrons Vicens, Delaviuda Alimentación, Almendra y Miel, Dulces El avión, Dulpesan y Torregonza, forman parte de la iniciativa “Lo bueno se hace esperar”.

En esta iniciativa, cada uno de los fabricantes ha presentado sus nuevos productos. En el caso de Lacasa, sus innovadoras propuestas ponen de manifiesto un firme compromiso por combinar tradición e innovación. Fruto de ello, son sus nuevos productos:

 

Turrón de tarta chocolate Sacher

Para los amantes del chocolate, esta combinación de delicioso y esponjoso bizcocho de chocolate combinado con mermelada de albaricoque, hará las delicias en cualquier mesa estas navidades.

 

Barritas de Terronico de Aragón

Deliciosas barritas de almendra tostada mezcladas con azúcar caramelizado y un aromático toque de semillas de sésamo tostado, que sorprenderá a los paladares más exquisitos por su sugestivo sabor.

 

Lacasa Bombón

En respuesta a las necesidades actuales del consumidor adulto, la nueva gama de grageados actualiza su imagen, modernizando su presentación y formato, y ofreciendo nuevos sabores, pensados para satisfacer todos los gustos.

Estamos seguros de que este año, más que nunca, desearás volver a casa por navidad.

 

Fuente: Sweet Press, Noviembre 2017

Share via