¿Sabes como conservar el chocolate en verano?

Que no se te derrita el chocolate

Lo ideal es conservar el chocolate a unos 15-18ºC de temperatura en un ambiente fresco y seco en el que la humedad no sea superior al 60%, En verano, a no ser que tengas aire acondicionado en casa, es difícil conseguirlo, pero existen algunos trucos para ayudarnos a conservarlo en perfectas condiciones para no privarnos de su sabor.

Aunque durante el resto del año debemos evitarlo, cuando el calor aprieta, si no disponemos de una despensa con un ambiente fresco, conviene guardarlo chocolate en la nevera. Para hacerlo y evitar que los olores de otros alimentos y la humedad puedan afectarlo, podemos envolverlo en papel de plata y guardarlo en tuppers herméticos. ¡Hazle un hueco al chocolate!

Lo 100% ideal es mantener el chocolate en un lugar oscuro además de fresco y sin humedad, muy similar a una despensa o armario. De esa manera no tiene la experiencia de la condensación ni es perjudicado por la luz solar directa. La luz solar intensa no es buena para el chocolate amargo o con leche pero es peor incluso para el chocolate blanco. Puede hacer que éste se ponga rancio y que lo tengamos que tirar.Otro aspecto a considerar es que ya que el chocolate contiene grasas y azúcar, puede absorber los olores de las cosas a su alrededor. Por eso debemos asegurarnos de que ese lugar fresco y oscuro que encontremos, no contenga otros alimentos o sustancias con olores fuertes que puedan ser absorbidos  -esto afecta el sabor del chocolate cuando lo comemos. Por eso si la despensa o el armario contienen elementos que causen aromas fuertes, podemos considerar usar un recipiente hermético allí también.
Una consideración final en cuanto al almacenamiento de chocolate es la vida útil del mismo. La mayoría de los chocolates rellenos puede durar hasta un mes mientras que los chocolates sin relleno pueden durar casi un año, si se almacenan adecuadamente.Debemos tener en cuenta que el chocolate debe mantenerse fresco porque las altas temperaturas hacen que la manteca de cacao se eleve a la superficie, dándole al chocolate un color grisáceo feo. Esto no afecta el sabor del chocolate normal y puede ser corregido por un buen templado, pero seguramente querrás evitar pasar por todo eso.

Disfruta del placer irresistible de comer chocolate.