Entrevista a Luis Román, director de Marketing de Chocolates Lacasa

La revista Sweetprees, especialista en noticias sobre el sector del dulce, ha realizado una entrevista muy interesante a Luis Román, director de Marketind de Lacasa.

En No sólo dulce como parte asociada a Chocolates Lacasa en la personalización de sus chocolates para las grandes marcas, reproducimos a nuestro clientes y seguidores, esta interesante entrevista.

 

Luis Román, director de Marketing de Chocolates Lacasa, detalla en esta entrevista todos los detalles de la reciente evolución de la compañía y de sus planes de futuro.

DN.- ¿El balance de 2014 ha cumplido las expectativas para Chocolates Lacasa?
Nuestro cierre fiscal se produjo en marzo de 2015, con una cifra positiva de 118, 3 millones de euros, lo que supone un incremento superior al 6%, considerando la desinversión en la filial argentina.


DN.- De esta facturación ¿qué porcentaje se vende en el exterior? ¿Qué porcentaje venden en impulso y qué porcentaje en retail?
La evolución en el exterior ha sido muy positiva en los últimos años gracias a la buena penetración en áreas como Europa, los países árabes o Asia. De la facturación total, un 15% aproximadamente corresponde a ventas en el exterior. En cuanto al mix de distribución, las ventas se reparten de forma equilibrada entre ambos canales.

DN.- ¿Cuáles han sido sus apuestas durante 2015?
Uno de los objetivos principales es reforzar nuestro liderazgo en el mercado de grageas, donde nuestras marcas son líderes tanto en distribución moderna como tradicional.
En el caso de Lacasitos, y después de 33 años de historia, la marca sigue creciendo con cifras muy positivas, como absoluto referente en el target infantil y no tan infantil. Durante 2015 se está consolidando la innovación en la marca mediante la cual cada gragea tiene impreso un carácter (letra, número, símbolos), algo que ha permitido una mayor interactuación con la marca, pues los consumidores pueden componer frases con nuestras grageas y compartirlas en el mundo digital, y el público infantil puede aprender sus primeras palabras. Otra vía de potenciación de la marca Lacasitos ha sido aumentar su penetración, estando presentes en momentos de consumo complementarios, para lo que se han lanzado las chocolatinas con Lacasitos en la variedad de chocolate con leche y chocolate blanco.

Por otra parte, Conguitos ha mejorado la variedad de colores con una fórmula mejorada contrastada en varios estudios de consumidor.
Aparte del lanzamiento de las chocolatinas de Lacasitos, nuestra presencia en el segmento de countlines se ha reforzado con el lanzamiento de la barrita Kranch, excelente producto con auténtico chocolate con avellanas con un precio de venta al público muy bueno.
Este año seguiremos consolidando nuestra reciente entrada en el segmento de los cacaos en polvo, un mercado de gran volumen en el que ofrecemos valores añadidos y diferenciación como el hecho de que sean productos sin gluten.

DN.- Menciona un refuerzo en el segmento de los countlines, una de las categorías, junto con los snacks de chocolate y el cacao soluble, que menos ha crecido. ¿Cómo creen que se puede revertir esta situación?
La innovación es un factor clave cuando hablamos de countlines. Lacasa ha potenciado su presencia en estas categorías ofreciendo auténticos valores añadidos para los consumidores como la inclusión de Lacasitos en unos casos o la ausencia de gluten en otros. Todo ello unido a aportes nutricionales y a un precio y calidad excepcionales.

DN.- ¿Cuántos lanzamientos han protagonizado durante 2015? ¿Tienen previsto alguno más?
Dentro del segmento de snacks hemos reforzado nuestra presencia de la mano de una marca líder como Lacasitos con el lanzamiento en enero de las chocolatinas de chocolate con leche y chocolate blanco, con una gran receptividad por parte del trade y del consumidor. La barrita Kranch también ha reforzado desde febrero nuestra penetración en snacks, con un gran éxito debido a su excelente relación calidad-precio.

En lo que queda de año destacamos un gran lanzamiento: Lacasitos White, una nueva variedad con chocolate blanco en su interior y recubiertos con una fina capa de azúcar de un nuevo color, que permitirá fácilmente su identificación. Además, para facilitar esta identificación, cada gragea estará marcada bien con la palabra ´Lacasitos´ o ‘White´. Por otra parte, complementaremos la línea de tabletas de chocolate con la nueva Lacasa 85%, testada en diversos estudios de consumidor. Y por último, reforzaremos nuestra presencia en el segmento de las trufas con nuevos formatos y variedades como las trufas con naranja.

DN.- ¿Consideran que el consumidor es más receptivo ahora que en los últimos años?
Los datos macroeconómicos apuntan a una mayor confianza, que puede traducirse en una mayor receptividad tanto a nuevos productos como a marcas de fabricante, aunque no olvidemos que el factor precio sigue siendo un vector relevante para el consumo.

DN.- El sector del chocolate ha tenido un comportamiento estable en 2014, ¿creen que en 2015 seguirá esa tendencia?
Parece que la recuperación económica está cada vez más cercana, por lo que podemos pensar que este año el mercado de chocolate mantendrá una tendencia estable, con las diferencias lógicas en comportamiento entre las diferentes categorías.

DN.- Las consultoras prevén que el mercado en los próximos años crecerá a un ritmo constante del 1%, ¿esperan un crecimiento importante a medio y largo plazo?
Esperamos un comportamiento regular en cuanto a los ciclos habituales del mercado, con ligeras oscilaciones en su evolución, con las diferencias compensatorias entre unas categorías y otras.

DN.- ¿Están cumpliendo el presupuesto previsto para este año?
Nuestro año fiscal comenzó en abril de 2015 y, de momento, las expectativas se están cumpliendo.

DN.- Por último, ¿piensan que se encarecerá el producto debido a la subida en el precio del cacao?
Gestionar nuestra producción en función de los precios de las materas primas es algo que históricamente hemos conseguido de modo que el objetivo sea que el consumidor no se vea afectado, o en su defecto lo mínimo. Durante los últimos años, por ejemplo, en el mercado de turrón, éste ha sido nuestro planteamiento, adaptándonos a la situación económica que hemos vivido todos, y por lo tanto ajustando nuestros precios de venta al público para mantener el acceso a nuestros productos.